Fecundación in vitro en clínicas privadas y por la Seguridad Social

La fecundación in vitro es un procedimiento para conseguir el embarazo realizado en clínicas de fertilidad y en algunos casos mediante la Seguridad Social. Los precios son elevados aunque la satisfacción de quedarte embarazada y tener un bebé reduce este coste en gran medida. Si quieres conocer en profundidad cómo es esta técnica de fertilidad, los precios y el embarazo a continuación te la contamos con detalle.

A que llamamos fecundación in vitro

Consiste en inseminar un óvulo fuera del útero de la mujer, mediante la selección de espermatozoides bajo el microscopio. El proceso imita la reproducción sexual humana aunque evita el coito ya que la unión del espermatozoide y el óvulo es realizada en laboratorio.

Para realizar la fecundación in vitro es necesario extraer óvulos del útero de la mujer que, mediante tratamiento para la ovulación produce más y mejores en el periodo de la menstruación.

Asimismo es necesario una muestra de espermatozoides de un hombre. Este puede ser el del cónyuge o bien proceder de un donante de esperma.

fecundacion in vitroComo tercer paso es imprescindible que los profesionales en el tratamiento de la infertilidad seleccionen los mejores espermatozoides, los que tienen más salud y mejor movilidad y lo unan a los mejores óvulos.

Conseguido esto dará comienzo la formación del preembrión. Pasadas 48 horas puede observarse los que han evolucionado convirtiéndose en embriones. A partir de aquí comienza la implantación en el útero para dar paso al embarazo de la mujer.

Tipos de fecundación in vitro

Tipos de fecundación invitroEn la actualidad existen diferentes métodos para realizar este tipo de técnica de fertilidad y encontramos algunas diferencias entre ICSI y FIV. Por un lado hay una forma llamada FIV que es la primera que se empleó y ahora la fecundación in vitro ICSI.

Ambos métodos han sido muy utilizados en el transcurso de los años pero en los últimos años la que generalmente es empleada para fecundar los óvulos es ICSI. Pero vamos a verlo:

  • Fecundación ICSI.
  • Fecundación in Vitro Tradicional.

La decisión de realizar un procedimiento o el otro va en consonancia con el porcentaje de éxito en el embarazo. Mientras que FIV tradicional fue la primera técnica de fertilidad aparecida ICSI tomó el relevo aumentando la viabilidad de los óvulos inseminados y que evolucionan con éxito. Es decir, que la probabilidad de que finalmente tengas un embarazo y llegue a su fin es mucho más alta con ICSI que con FIV normal.

Además de los dos métodos indicados, dentro de cada uno de ellos existe la opción de elegir si los óvulos y esperma utilizado pertenecen a los cónyuges o a personas distintas.

Fecundación con óvulos de la mujer y semen de la pareja

Cuando produces óvulos sanos y viables es posible realizar este tipo de FIV. En general es el método más utilizado ya que permite que transmitir la herencia genética de los progenitores, en este caso la de la pareja que acude a la clínica de fertilidad.

Lo normal es que sea el primer paso para intentar el embarazo. Para poder reproducir en la clínica la fecundación es necesario tomar una muestra de semen del hombre y proceder a extraer los óvulos de la mujer.

La fecundación in vitro con óvulos y semen de la pareja tiene un porcentaje de éxito que oscila entre el 28 y el 61%.

Óvulos con semen de donante

Esta es una variación del caso anterior. Es útil cuando hay un problema de fertilidad en el varón. Bien por angiosperma, debilidad espermática, deformidad o poca movilidad.

El proceso es similar aunque difiere en los primeros pasos.

Para proceder a inseminar los óvulos hay que obtener semen de un donante. Lo común es acudir a un banco de esperma. En este lugar está seleccionado y analizado para evitar enfermedades hereditarias. También es posible elegir algunos rasgos distintivos, caracteres humanos para que el futuro bebé se parezca lo más posible al padre no biológico.

La tasa de éxito de este tipo de fecundación en vitro es la misma que la anterior.

Fecundación con semen del cónyuge y óvulos donados

La diferencia entre este embarazo por FIV es que los óvulos tratados pertenecen a una mujer ajena a la pareja o unidad familiar.

La característica principal también es que los espermatozoides seleccionados son del cónyuge, así que los caracteres genéticos serán heredados del padre y de la mujer que se hizo la extracción de óvulos para donarlos.

El resto de metodología y procesos son iguales que otras fecundaciones in vitro.

Fecundación con semen y óvulos donados

Esta es la última opción debido a que tanto los espermatozoides como los óvulos son ajenos a la unidad familiar. La donación de óvulos y esperma facilita que parejas o madres solteras con dificultades para tener un ciclo fértil completo puedan completar un embarazo.

FIV y el embarazo con donantes requiere los mismos principios y pasos que los anteriores métodos a excepción de ser imprescindible las células reproductivas femeninas y masculinas. Una vez que están disponibles los gametos el proceso puede comenzar de la misma forma.

Qué precios tiene la fecundación in vitro

Precios de la fecundación invitroAntes de profundizar en los costes y los importes necesarios para llevar a cabo el deseo de tener un hijo es importante recalcar que todas las inseminaciones como tratamiento de los gametos y células reproductivas es de forma anónima. Hay una normativa vigente para almacenarlos y conservarlos, así como para extraerlos.

Los precios de la fecundación in Vitro son los siguientes:

  • Óvulos y semen de la pareja 4.400 €
  • Óvulos de la pareja y semen de un donante 4.700 €.
  • Semen de la pareja y óvulos de donante 5.800 €.
  • Semen y óvulos procedentes de donantes 6.000 €.

Como puedes comprobar los últimos métodos son más caros que los primeros. Como hay que utilizar el laboratorio para fecundar el óvulo fuera del útero hace que los costes sean más elevados que el precio de la inseminación artificial.

Al no intervenir un equipo de médico al mismo nivel y tener que emplazar la fecundación por medios mecánicos esto encarece el proceso. Además, están las variables de obtener óvulos de ovodonación y esperma de un banco.

En comparación, si después de las pruebas detectas que eres fértil puedes intentar tú misma quedarte embarazada comprando semen donante. Una forma muy diferente de lo que llamamos in vitro.

¿Cuándo hay que realizarla?

Después de intentar la inseminación artificial conyugal directa y cuando ves que no te quedas embarazada. La inseminación invitro es la última alternativa ya que, como hemos indicado, también es el método más caro.

Una vez que te decides por ella tienes muchas posibilidades de conseguir tus objetivos.

¿Es necesario el tratamiento hormonal para invitro?

Depende del método empleado. Si los óvulos son tuyos necesitarás tratamiento farmacológico con hormonas para ovular y así permitir extraer los ovocitos. En caso de ser donados no necesitarás administrarte las hormonas.

Esto es una ventaja ya que cuesta alrededor de 800€. Si no necesitas la estimulación del útero para producir folículos será un coste menos.

Ten en cuenta que los precios entre clínicas y países varían, así que es una cifra orientativa.

¿Es igual el embarazo in vitro?

embarazo in vitroLa dificultad y las diferencias están al comienzo, cuando hay que optar por las células germinales femeninas y masculinas.

Una vez que son seleccionadas las células durante la gametogénesis femenina y masculina y unidas adecuadamente, y realizada la transferencia al útero materno, comienza el proceso en el que el organismo acogerá el embrión.

Si consigues quedarte embarazada el resto del embarazo in vitro es igual, es decir, que deberás tener las mismas precauciones y cuidados que si hubieras quedado en estado teniendo relaciones sexuales.

¿Conoceré al padre del niño?

No. La donación de esperma es anónima y confidencial. Esto es así para evitar lazos afectivos o futuras reclamaciones de paternidad. Al impedir que el donante de esperma tenga conocimiento del uso de su semen las ventajas son enormes.

¿Hay riesgo de embarazo múltiple?

Sí. Es bastante común que aparezca un embarazo múltiple debido a que la preimplantación introduce varios embriones en el útero de la mujer. Allí deben sobrevivir y crecer después de acomodarse. Lamentablemente no siempre sucede esto, así que por este motivo son introducidos varios preembriones.

¿Hay que realizar reposo?

Después de abandonar las instalaciones médicas puedes continuar con tu vida normal. La única recomendación es no realizar actividades físicas que requieran un gran esfuerzo. Si vas al gimnasio, te gusta correr o haces natación lo mejor es que las primeras semanas moderes la actividad y la cambies por otra más suave.

Salvo que sea un embarazo de riesgo que sí que deberás guardar reposo y tener cuidado día a día, lo normal es que puedas reincorporarte a los quehaceres diarios siguiendo unas pautas mínimas como cualquier mujer embarazada.

Conveniencia de realizar un diagnótico preimplantacional

Solo los casos en los que hay detectada una enfermedad genética en la familia deberían realizar el diagnóstico genético preimplantacional. Esta prueba estudia el preembrión antes de la preimplantación, es decir, cuando el óvulo está inseminado pero todavía permanece fuera del útero.

Mediante la realización del diagnótico es posible detectar alteraciones genéticas cromosómicas en los embriones y, así, descartarlos en caso de aparecer una enfermedad grave.

¿Entonces, es buena opción la fecundación i vitro?

Totalmente. Recuerda que hemos comentado que para llegar a este método conviene probar antes otras alternativas como la inseminación artificial pero si ya lo has hecho, te aseguramos que es muy eficaz y resuelve la infertilidad en muchas personas. Así que no lo postergues más y actúa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *