Candidiasis albicans oral, intestinal y genital, qué es, síntomas y tratamiento

La candidiasis es un tipo de infección por hongos (fúngica o micosis) producida por las levaduras de la familia Candida. Existen más de 150 tipos de cándida que afectan al ser humano pero la más común es la causada por Candida albicans. Esta puede darse en el tejido oral o en la boca, en el intestino, en los genitales así como en otras zonas del cuerpo humano. Su tratamiento es con antimicoticos o antifúngicos, medicamentos para eliminar hongos pero también puede complementarse con el uso de tratamiento natural.

Qué es candidiasis y cuáles son sus síntomas

Es una infección fúngica que recibe el nombre de “Candidiasis”, infección por hongos deuteromicetos, candidosis, oidiomicosis o moniliasis. Es un tipo de infección bastante común en los humanos y esta puede darse en diferentes partes del organismo como en la boca, lengua, en los intestinos o en los genitales.

Muchas personas piensan que es contagiosa pero en realidad las levaduras que la producen están en continuo contacto con las personas, aprovechando, sólo el momento cuando hay una bajada de defensas o un desajuste en la flora intestinal o vaginal para crecer desorbitadamente y producir los síntomas de candidiasis que describimos a continuación:
que es candidiasis, sintomas

  • Picor.
  • Escozor.
  • Irritación de la piel y mucosas.
  • Malestar en la vulva y vagina.
  • Flujo espeso, blanquecino o grisáceo.
  • Mal olor, parecido al requesón.
  • Ronchas en las piel o en los genitales.

En función del lugar donde se produce el contagio y la proliferación de la infección por Candida albicans los signos y síntomas pueden variar entre el hombre y la mujer, así como por el área del cuerpo afectada. Así que vamos a ver cada tipo de candidiasis para comprenderlas mejor.

Candidiasis oral o bucal, síntomas y causas

Aparece en los tejidos de la boca, lengua, encías y tejido conjuntivo que conforma toda su estructura. Las causas de la candidiasis oral son el hongo o levadura llamada Candida. Esta está presente en prácticamente todos los humanos pero sólo en ciertos momentos produce síntomas y daño para la salud de la persona portadora.

Mientras el sistema inmunitario del individuo es fuerte las bacterias que forman la flora oral mantienen a raya el crecimiento de ciertos microorganismos. Cuando las defensas del organismo bajan o hay un desajuste en la flora bacteriana beneficiosa cuando la infección por cándida puede producirse desarrollando síntomas y problemas de salud.

Generalmente no hay problemas en ser portadora de microorganismo pero, sólo cuando se cumple lo anteriormente indicado es cuando pueden aparecer los siguientes síntomas de candidiasis oral:

  • Lengua blanca (también pueden cambiar de color las encías).
  • Sangrado.
  • Boca seca.
  • Mal aliento.

Las causas para padecer la infección denominada candidiasis oral son diversas. Las más comunes son:

  • Tomar antibióticos.
  • Sistema inmunitario debilitado o enfermedad autoinmune.
  • Tratamiento con quimioterapia.
  • Recibir tratamiento que inhibe el funcionamiento de las defensas del organismo.
  • Uso de esteroides.
  • Padecer diabetes.
  • Tener implantes dentales.
  • Ser una persona mayor (los ancianos tienen más probabilidades de padecer infecciones micóticas).
  • Estar enfermo o padecer enfermedades crónicas.

A su vez, la candidiasis en la boca u oral puede darse en diferentes edades de desarrollo del ser humano, pudiendo aparecer en bebés, niños, personas adultas o ancianos.

El diagnóstico de la “oral” es muy importante para evitar posibles daños futuros ya que, en un principio no presenta riesgos para la salud pero si la infección fúngica avanza puede producir secuelas y daños graves al organismo.

Para evitar esto es importante diagnosticarla adecuadamente y administrar un tratamiento natural para la candidiasis oral.

Candidiasis intestinal

candidiasis intestinal bajo el microscopioTambién puede aparecer la infección por Candida albicans y otros tipos de levaduras en los intestinos. Al producirse en una parte importante del sistema digestivo la persona puede padecer síntomas y signos que empeoren rápidamente, impidiendo una correcta asimilación de nutrientes y provocando el deterioro de la salud.

La denominada candidiasis intestinal afecta al intestino delgado. Sus causas son el crecimiento de los hongos Cándida albicans. Aunque los otros parásitos de la misma especie pueden atacar diversos tejidos del cuerpo humano, la mayoría de ellos mueren en el tracto intestinal, no así la clase “albicans” que es capaz de resistir la acidez de los jugos gástricos y fluidos del tubo digestivo.

Candida albicans es resistente ya que de forma natural vive en el interior del cuerpo humano, manteniendo un equilibrio con la flora intestinal.

Al igual que sucede con la candidiasis oral, la intestinal o de los intestinos aparece cuando hay un desajuste entre las distintas cepas de bacterias que conforman la flora del intestino.

Esto puede deberse a diferentes factores, los más comunes y los que mayor probabilidad tienen, las causas de la candidiasis intestinal son:

  • Tomar mucha azúcar.
  • Beber alcohol en exceso.
  • Llevar una dieta rica en carbohidratos refinados y simples.
  • Comer pescados contaminados, con metales pesados o putrefactos.
  • Tomar hormonas.
  • Alimentarse con carne tratada con medicamentos y tratamientos hormonales.
  • Uso de antibióticos.
  • Dieta no equilibrado y pobre en nutrientes esenciales.
  • Disminución de la cantidad de enzimas digestivas.
  • Beber agua con cloro.
  • Padecer estrés y/o ansiedad.
  • Subida de la hormona progesterona.
  • Tener diabetes.
  • Padecer obesidad.

Si bien hay diferentes factores que pueden desencadenar el desarrollo de la infección por cándida los que hemos indicado casi con total seguridad serán las principales causas de la candidiasis intestinal.

Tomar alimentos azucarados, refrescos con gas y productos elaborados con carbohidratos de baja calidad fomentan la proliferación de las levaduras cándidas. Estas se alimentan en el intestino de carbohidratos y otros nutrientes que el organismo no puede aprovechar. El exceso de glucosa en sangre es un factor de riesgo para la candidiasis.

Incluir en la dieta diaria peces de piscifactoría suele ser otra causa. Aunque comer pescado es muy bueno, cuando su cría y alimentación es en cautividad provoca que aumenten los niveles de tóxicos que pasan a través de la cadena trófica. La dorada, lubina, salmón y otros peces de piscifactoría pueden presentar altos niveles de mercurio que mejoran el crecimiento de Candida albicans.

Al mismo tiempo sucede algo similar con el consumo excesivo de carne roja y blanca. Generalmente los animales de granja son alimentados con piensos transgénicos, soja y otro tipo de vegetales que incluyen metales pesados.

También, debido a las condiciones insalubres de su crianza necesitan recibir, frecuentemente tratamientos con medicamentos y dosis de hormonas. Esto provoca que lleguen al sistema digestivo de los humanos cuando comemos su carne, empeorando los síntomas de cándida intestinal o, en su defecto, siendo una causa para padecerla.

Candidiasis genital

candidiasis genitalLa infección vaginal en las mujeres es bastante frecuente y entre los patógenos que más porcentaje de incidencia tiene es Candida albicans. El resto de especies, cerca de unos 150 tipos de candida puede producir infecciones vulvovaginales, afectar a la vulva y la vagina pero albicans es la que con más frecuencia aparece como la causa principal de la infección micótica o por levaduras patógenas.

Otro tipo de levaduras que también producen candidiasis genital son Candida glabrata y parapsilosis. Aunque tal y como mencionamos, el número de casos es limitado en comparación con Candida albicans.

Al igual que sucede con los tejidos de la boca y del intestino en los genitales habita en armonía la Candida. Es parte de la flora vaginal presente en el organismo y tiene su función. Sucede que, cuando el equilibrio biológico se rompe esta levadura tiene el camino libre para crecer sin control y producir los siguientes síntomas de candidiasis genital:

  • Padecer diabetes mellitus.
  • Tratamiento con antibióticos.
  • Uso de anticonceptivos con hormonas.
  • Deficiencia inmunitaria.
  • Cambios hormonales.

En todos los casos de candidiasis la diabetes mellitus femenina es un factor de riesgo ya que, cuando no se controla produce un aumento de glucosa en sangre. Esto produce un aumento de la probabilidad de padecer vulvovaginitis por Cándida pero también aumenta el factor de riesgo en los hombres ya que en la sangre, habrá suficiente cantidad de glucosa para alimentar a los microbios.

candida albicans en hombreEn el caso de recibir tratamiento con antibióticos también es posible que se desarrolle en exceso la colonia de levaduras. Los medicamentos dañan y disminuyen la flora vaginal que equilibra el pH y los fluidos del aparato reproductor femenino. En algunos casos, tratar un patógeno puede desencadenar que otro aproveche el hueco dejado por este en cuyo caso, Candida albicans es un candidato oportunista.

Los cambios hormonales en la mujer son otra de las causas de la candidiasis vaginal. El nivel de estrógenos está relacionado directamente con el crecimiento de las bacterias y hongos. Segregar muchas hormonas o pocas durante el embarazo, la lactancia o la menopausia puede ser un factor clave para la candidiasis por albicans.

El uso de anticonceptivos hormonales también produce desequilibrio orgánico, debilitando otras cepas beneficiosas para la salud y dejando vía libre para los hongos dañinos.

Las personas inmunodeficientes, pacientes de VIH o SIDA deben cuidar la flora íntima para mantener el equilibrio y la sincronía entre los diferentes microorganismos. Los fármacos inmunosupresores aunque beneficiosos en muchos casos, tienen efectos secundarios y aumentan el riesgo de desarrollar candidiasis en la vagina y en el pene.

Ahora bien, una vez que conocemos los tipos de síntomas y signos, así como las causas de la candidiasis podemos explicar los mejores tratamientos para hombres y mujeres. Así que vamos a detallarlos a continuación.

Tratamiento para la candidiasis

candidiasis tratamiento hombres y mujeresPara tratarla es necesario realizar un diagnóstico y conocer el tipo de microbio que está causando los daños en el organismo. Generalmente se utiliza una biopsia o la medición del ácido peryódico de Schiff, así como cultivos en laboratorio para identificar los patógenos que están causando el malestar y los síntomas de enfermedad micótica.

También es posible realizar un raspado o frotis del área afectada y examinar la muestra bajo el microscopio. Una vez realizado el diagnóstico es posible aplicar los siguientes tratamientos para la candidiasis:

  • Uso de antimicóticos:
    • Fluconazol.
    • Ketoconazol.
    • Clotrimazol.
    • Fluomizil.
    • Nistatina.
    • Tioconazol.
    • Miconazol.
    • Itroconazol.

Los medicamentos que sirven como tratamiento para la candidiasis albicans tienen una forma de administración que puede variar según el área dañada. Si es en la boca o el tejido oral puede tomarse una dosis única de fluconazol y si es en los intestinos también.

En cambio, cuando la candidiasis es vaginal la forma adecuada es usar óvulos vaginales, pequeños comprimidos que se introducen en la vagina y liberan las sustancias fungicidas o antimicóticas. Algunos tratamientos funcionan contra Gardnerella Gardnerella y Candida albicans, siendo su coste relativamente bajo para los beneficios que aporta a la salud. Puedes comprobar el precio de fluomizin que va acompañado de prospecto y aplicador, como sucede al usar fármacos en forma de óvulos o comprimidos vaginales.

En la mayoría de los casos sirve una dosis única. Esta es efectiva para eliminar la infección vaginal por levaduras así como también para disminuir la colonia en el intestino o en la boca. Teniendo en cuenta que el lugar donde aparece y la evolución de los síntomas puede requerir usar una dosis más o menos elevada de antimicóticos.

El uso de fluconazol como tratamiento para la candidiasis vaginal necesita de una dosis de 150 mg. por vía oral. En algunas ocasiones también se añade otros fármacos como voriconazol, anfotericina B o caspofungina.

Notas para curarla

  • Siempre termina el tratamiento completo.
  • No dejes de tomar la dosis por tener la menstruación.
  • En caso de volver a tener los síntomas de candidiasis es importante que acudas al médico sin dejar pasar el tiempo.

Está demostrado que algunas cepas de Candida albicans son resistentes a los medicamentos o bien desarrollan la resistencia por una dosis insuficiente o por paralización del tratamiento.

En caso de tener infecciones recurrentes pueden emplearse otro tipo de antimicóticos, más fuertes y de amplio espectro o bien encaminados en un microbio en concreto.

Ante la presencia de metales pesado como el mercurio hay mayor probabilidad de que Candida albicans se vuelva resistente al tratamiento antimicótico o antimicrobial. Ante esta situación conviene realizar pruebas para detectar los niveles de mercurio en el organismo.

¿La cura es efectiva para la candidiasis albicans?

La mayoría de tratamientos funcionan bien para las diferentes clases de Cándida, incluyendo dentro de estas la denominada Candidiasis albicans.

Aunque es la infección micótica más común también es posible desarrollar infecciones por otros microorganismos como Candida glabatra, Gardnerella vaginallis y decenas de patógenos oportunistas.

Podemos confirmar que, aunque el diagnóstico indique que se trata de una candidiasis no albicans los antimicóticos funcionarán bien contra todo tipo de hongos y en el caso de ser una infección bacteriana los antibióticos.

Tratamiento natural

  • Aceite de árbol de té.
  • Ajo.
  • Remedios naturales con arándanos rojos.
  • Uso de probióticos.
  • Vinagre de manzana.

Siempre recomendamos acudir al médico para que pueda evaluar la conveniencia de utilizar un tratamiento natural para la candidiasis. En algunos casos es posible recurrir a la medicina alternativa y, en otros, será necesario utilizar el tratamiento con medicamentos. Bien por aumento de los síntomas o porque la infección es resistente o recurrente.

El aceite de árbol de té es un preparado a base de la planta llamada Meleluca alternifolia que posee propiedades antisépticas. Funciona bien para curar la candidiasis vaginal y cutánea, siendo importante no ingerir nunca el aceite ya que es tóxico.

candidiasis tratamiento naturalEl ajo es un poderoso antibiótico que si bien no es erradicador de Candida albicans y glabatra puede servir como coadyuvante en el tratamiento medicinal. Aporta sustancias beneficiosas para el organismo humano, eleva las defensas y combate la proliferación de otros microbios que podrían aprovechar el hueco de la desestabilización de la flora intestinal o bacteriana al usar medicamentos.

Los suplementos con extracto de arándano rojo son muy utilizados para tratar casos de cistitis e infecciones urinarias. Aporta propiedades antibióticas y en muchos casos es suficiente como remedio natural para eliminar la infección bacteriana. Al igual que sucede con el ajo, es recomendable usar arándanos rojos como complemento al tratamiento antimicótico.

El vinagre de manzana hay que usarlo con moderación y cuidado ya que es muy irritante y puede causar daños en las mucosas y tejidos íntimos. Sólo hay que usarlo de forma tópica y externa. Su acidez elevada daña la membrana del patógeno albicans reduciendo su proliferación.

Tomar probióticos ayuda a restablecer el equilibrio de la flora bacteriana. Como una de las causas de la candidiasis es el desequilibrio bacteriano, incluir en la dieta productos con probióticos naturales como el yogurt y quéfir favorece el crecimiento del resto de cepas que viven en simbiosis con los seres humanos. Además, existe la opción de usar óvulos probióticos con Lactobacillus plantarum y otras clases probióticas que actúan directamente en los casos de candidiasis vaginal.

¿Es igual el tratamiento de la candidiasis en hombres?

Dado que los microbios son los mismos la cura y eliminación de los síntomas recurrentes también es igual. El tratamiento para la candidiasis en hombres debe contemplar el uso de fármacos antimicóticos y en los casos persistentes hacer uso de remedios naturales para fortalecer el organismo.

La única diferencia es en el caso de la candidiasis vaginal que, debido a la anatomía diferente entre el hombre y la mujer no podrá aplicarse óvulos vaginales. Pero el mecanismo de acción de los antimicóticos será igual así como las dosis teniendo en cuenta el peso corporal de cada individuo.

En función del área con infección podrá emplearse tratamiento oral o por otras vías de administración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *