Óvulos para infecciones mixtas (urinarias y bacterianas)

Los óvulos para las infecciones urinarias fuertes o mixtas son una ayuda para eliminar el mal olor, el picor y la secreción vaginal espesa. Cuando el problema está causado por bacterias (infección bacteriana), por el virus del papiloma humano (VPH) o por otro tipo de gérmenes algunos puedes comprarlos sin receta aunque siempre debes seguir las indicaciones del ginecólogo u obstetra, sobre todo durante el embarazo y optar por alguna de las marcas.

Hay diferentes tipos de comprimidos para tratar la infección vaginal según si esta es producida por bacterias o virus, siendo importante ponerlos de forma correcta y usar los adecuados.

Tipos de Óvulos para infecciones urinarias y bacterianas

Son medicamentos con sustancias antibióticas y medicinales que ayudan a reforzar la flora vaginal. Impiden que la colonia bacteriana dañina evolucione y los virus puedan duplicarse.

Óvulos para infecciones

Fabricados como pequeños comprimidos vaginales con punta redondeada son fáciles de poner dentro de la vagina, liberando en su interior las sustancias beneficiosas que sirven como tratamiento para la infección. Una vez que te has puesto el óvulo comenzará a liberar poco a poco los principios activos hasta matar las bacterias como Candida albicans y otros gérmenes que pueden estar afectándote.

Los óvulos para las infecciones son:

  • Con sustancias activas o medicamentos.
  • Probióticos o bacterias vivas beneficiosas.

Medicamentos o con sustancias activas

Están fabricados con principios activos que matan y eliminan la infección bacteriana en el tracto urinario y en las cavidades de la vagina. Este tipo de fármacos son muy comunes para tratar la Candidiasis, vulvovaginitis y otras afecciones comunes en el aparato reproductor de la mujer, siendo recomendados para infecciones fuertes o de carácter mixto.

Con el uso de un solo óvulo es posible erradicar Candida, eliminar Gardnerella y otros microrganismos que inflaman y deterioran el funcionamiento normal de la zona íntima. Sin embargo, la duración del tratamiento dependerá de varios factores como la virulencia del microbio así como los síntomas que tienes.

Con probióticos o bacterias vivas

Este es el otro tipo de óvulos para las infecciones vaginales y en su composición hay millones de microorganismos beneficiosos para la flora vaginal y la salud urogenital. Su funcionamiento es parecido a los óvulos con medicamentos solo que el contenido de cada uno de ellos es distinto. Los fármacos poseen sustancias medicinales que pueden causar cierto malestar al comienzo del tratamiento y necesitan receta médica mientras que los efectos secundarios de los óvulos probióticos son menores y casi inexistentes. Actúan liberando cepas de lactobacilos y otros probióticos para reforzar la colonia bacteriana que compone la flora vaginal natural.

Los óvulos probióticos para las infecciones vaginales siempre deben utilizarse como complemento al tratamiento ginecológico o bien para evitar una nueva aparición de la infección. Refuerzan la flora vaginal de las mujeres y protegen contra nuevos episodios infecciosos.


Listado de óvulos para infecciones

En este listado podrás encontrar los principales comprimidos vaginales para eliminar infecciones de orina bacterianas y víricas.


Óvulos para infección vaginal

Óvulos para infeccion vajinal

Funcionan como tratamiento para aliviar el picor y eliminar los síntomas de la infección vaginal. Regulan el flujo, normalizan el color y la textura de los fluidos de la vagina, bloqueando las molestias asociados a las infecciones más comunes producidas por Clamidia, Candida y las causantes de la vulvovaginitis o vaginitis.

Los óvulos para la infección vaginal son eficaces contra virus, bacterias y hongos así como agentes externos, fortaleciendo el pH natural de la vagina y contrarrestando algunos de los efectos nocivos de productos para la higiene íntima que dañan el ecosistema microbiano.

A continuación indicamos los casos en los que se recomienda usarlos.

Vaginitis infecciosa

  • Clamidiasis: está causada por la bacteria Chlamydia trachomatis y es común contagiarse mediante el acto sexual. La clamidia es una de las infecciones vaginales más frecuentes. Catalogada como enfermedad de trasmisión sexual (ETS) produce síntomas como secreción vaginal desagradable (olor y color), escozor al hacer pis y sangrado cuando no hay menstruación. Puede contagiarse entre hombres y mujeres y siempre debes consultar con el médico para tratarla.
  • Vaginosis bacteriana: es el tipo de infección vaginal más frecuente y sus causas son bacterias que penetran en la vagina. Los microorganismos más frecuentes que producen vaginosis bacteriana (VB) son Gardnerella vaginalis, Mobiluncus, Mycoplasma y Bacteroides, pudiendo aparecer también por otros patógenos menos frecuentes. Es frecuente sentir escozor al orinar, nota picor en la vulva y en las ingles así como tener secreciones blancas y grisáceas. El olor del flujo se vuelve fuerte, parecido al del pescado podrido.
  • Candidiasis vaginal o candidiosis: algunas mujeres tienen cierta predisposición a padecer esta infección ya que a lo largo de la vida tienen varios episodios recurrentes. La candidiasis es producida por el hongo llamado Candida albicans. Este hongo está presente en la mayoría de mujeres y sólo actúa de forma patógena en ciertos momentos. La candidiasis puede resultar muy molesta, apareciendo cuando hay cambios en el pH de la vagina, aumento o disminución de la acidez así como bajada de las defensas. Casi siempre presenta rojez en los tejidos vaginales externos, hinchazón, irritación y flujo vaginal blanco o amarillento que recuerda al requesón.
  • Vaginitis tricomoniasis: es una enfermedad de transmisión sexual causada por el parásito protozoario llamado “Trichomonas vaginalis”. Se contagia mediante las relaciones sexuales, al practicar el coito o tener contacto sin protección con los genitales. Al igual que los otros tipos de infecciones vaginales y urinarias causa molestias al miccionar y puede producir dolor e inflamación en la vulva, vagina y en el pene del hombre ya que afecta a los dos sexos por igual. En muchos casos no presenta síntomas al inicio de la infección pero es necesario usar óvulos antibióticos para eliminar la secreción amarilla o verdosa con cierto olor a moho. Los picores también desaparecen en pocos días con el tratamiento adecuado.

Óvulos para infecciones urinarias

Óvulos para infecciones urinarias o cistitis

Sirven como tratamiento para eliminar la infección del tracto urinario o Cistitis que afecta en mayor porcentaje a las mujeres. Los óvulos para las infecciones urinarias son una solución para normalizar el funcionamiento del conducto urinario, la uretra, vejiga y todos los tejidos por donde pasa la orina.

Las mujeres tienen mayor probabilidad de padecer estas infecciones debido a que los conductos urinarios son más largos y abiertos que en los hombres.

La infección de orina es producida por bacterias que llegan al conducto urinario. Se acoplan y comienzan a reproducirse sin control produciendo dolor, quemazón al orinar y olor fuerte y desagradable. Generalmente aumentan las ganas de expulsar el orín, siendo difícil controlar la sensación de tener la vejiga llena frecuentemente.

Las causas son diversas pero casi siempre están relacionadas con bacterias, así que también se puede considerar a la infección urinaria como un tipo de infección bacteriana. Que hay que tratar con óvulos para infecciones vaginales o con antibióticos recomendados por el especialista. Siempre debes consultar con el médico antes de iniciar el tratamiento.

Infecciones mixtas

Ovulos para infecciones mixtas o infección bacteriana y vírica del sistema urinario

Aparece por el contagio de varios microorganismos que pueden ser bacterias, virus y hongos, pudiéndose presentar todos o dos de los microbios indicados.

Los óvulos para infecciones mixtas tienen efectos más extensos, sirviendo como tratamiento para matar varios tipos de microorganismos que afectan al tracto urinario y genital.

Al ser un tipo de infección más complejo porque intervienen varios patógenos como Cándida, Gardnerella, Estafilococos, Trichomonas, etc., hay que usar sustancias de amplio espectro las cuales dañan las bacterias pero también hongos vaginales y algunos virus comunes.

Los casos más comunes de las infecciones mixtas son vaginitis por levaduras y bacterias que normalmente están presentes en la vagina pero que, al aparecer un cambio en el equilibrio de la flora vaginal crecen produciendo malestar y dolor. También es probable que aparezcan por el uso de antibióticos, duchas vaginales y productos para la higiene íntima con pH inadecuado. Algunas mujeres desarrollan una infección mixta por usar el dispositivo intrauterino (DIU) y el anillo mensual.

Beneficios de los óvulos para infecciones mixtas urinarias

  • Eliminan el dolor al orinar.
  • Bloquean el picor y la sensación de escozor en la zona íntima.
  • Regulan el olor del flujo vaginal.
  • Antiinflamatorios, disminuyen la inflamación de la vulva y los labios mayores y menores.
  • Aumentan la flora vaginal beneficiosa.
  • Actuan como bloqueadores de nuevas infecciones en muchos casos.

Casi todas las mujeres en algún momento de la vida sufrimos una infección urinaria. Esta puede ser más o menos intensa pero en la mayoría de las ocasiones aparece picor incontrolable y ardor al orinar. También es posible detectar flujo espeso y denso, con mal olor así como inflamación en la zona que rodea la vagina. En algunos casos también son detectadas molestias durante las relaciones sexuales.

Para aliviar todos estos inconvenientes y problemas asociados a las infecciones vaginales y urinarias es necesario usar los óvulos.

Cómo ponerse óvulos para infecciones

como ponerse ovulos para infecciones de forma fácil y sencilla

Su colocación es muy sencilla aunque es lógico que puedas tener algunas dudas sobre cómo es mejor ponerse los óvulos para infecciones urinarias, mixtas o solo bacterianas, así que vamos a explicar los pasos para que salgas de dudas y puedas aplicarlos de la forma correcta:

  1. Lávate las manos con agua y jabón antes de comenzar.
  2. Abre el envase y el envoltorio que contiene el óvulo.
  3. Coge el aplicador que lo acompaña, ponlo en posición vertical y coloca el óvulo para la infección en el agujero de la parte superior, justo en la punta.
  4. Túmbate boca arriba con las piernas semiflexionadas y abiertas o bien siéntate con las piernas abiertas. Te recomendamos que lo hagas mejor tumbada ya que la posición será mucho más cómoda y evitarás que el óvulo se salga al levantarte.
  5. Introduce despacio y con cuidado el óvulo. Puedes hacerlo con los dedos o con el aplicador tal y como hemos indicado en los pasos anteriores. Si estás embarazada siempre deberás introducir el óvulo con los dedos con muchísimo cuidado y usarlos siempre cuando lo indique el médico.
  6. Una vez que has introducido el aplicador o los dedos debes llegar hasta el final, empujando con suavidad todo lo profundo que puedas. Si está poniéndote el óvulo con el aplicador debes presionar el émbolo para liberarlo. Este caerá dentro de la vagina.
  7. A continuación saca el aplicador con suavidad.
  8. Lava tus manos de nuevo para eliminar los restos que hayan podido quedar impregnados.

Ya sabes cómo ponerte óvulos para infecciones. Como puedes observar es realmente sencillo aunque si es la primera vez resulta algo extraño pero te aseguro que funcionan muy bien y son la mejor baza para eliminar la infección vaginal bacteriana y muchos tipos de las denominadas urinarias.

Consejos para usar óvulos antiinfecciones

  • Utiliza siempre un salvaslip para evitar manchar la ropa interior. Es probable que parte de las sustancia activa sea expulsada junto con el flujo, manchando las braguitas y la ropa que lleves puesta. Con el salvaslip evitaras este inconveniente de usar óvulos antiinfecciosos.
  • Usa ropa cómoda y holgada durante los días que dura el tratamiento. Te sentirás mejor y tendrás menos molestias en la zona íntima.
  • Siempre termina el tratamiento. No reduzcas los días que ha indicado el ginecólogo ya que la infección podría brotar de nuevo.
  • Durante la menstruación no puedes usarlos salvo que así lo indique el médico.
  • Evita los tampones durante los días que llevas el óvulo.
  • Durante el embarazo no hay que utilizar el aplicador.
  • Ten cuidado si usas condones u otros métodos anticonceptivos ya que pueden perder efectividad por algunas sustancias incluidas en los comprimidos vaginales.
  • Revisa siempre la fecha de caducidad antes de usarlos. Si están caducados los óvulos debes comprar unos nuevos ya que pierden eficacia y es probable que no sean tan fuertes como esperabas.
  • Si te sobra alguno guárdalo en un lugar oscuro, seco y fresco. Puedes almacenarlos en la nevera dentro de su envase original ya que la temperatura es adecuada para conservarlos intactos.
  • Evita que estén accesibles a los niños.

¿Cómo funcionan los óvulos para las infecciones mixtas?

Todos los óvulos vaginales se basan en el mismo sistema. Una vez que el óvulo ha sido introducido y liberado comienza a disolverse con la humedad de la vagina y el calor corporal. Esta liberación es lenta pero paulatina, actuando durante varios días. A medida que pasan las horas habrá mayor cantidad de principios activos disponibles que actuarán contra las bacterias y levaduras.

¿Existen óvulos muy fuertes?

Aunque algunos laboratorios farmacéuticos pueden etiquetarlos como muy fuertes o extra fuertes todos contienen las sustancias activas necesarias para combatir patógenos. La diferencia siempre está en la cantidad de principio activo, es decir, si por ejemplo incluye Fluomizin 10 mg. o 20 mg, Clotrimazol 20 o 100 así como Metronidazol, Miconazol e incluso centella asiática por citar algunos principios activos frecuentes en este tipo de productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *