Fecundación In Vitro Seguridad Social o en Clínicas privadas

La fecundación in vitro por la Seguridad Social es posible en algunos casos. Para que pueda realizarse este tratamiento o técnica de reproducción asistida es obligatorio cumplir una serie de requisitos y, en este artículo, vamos a explicar cuáles son y cómo puedes acceder a FIV de este modo.

Fecundación in vitro por la Seguridad Social

El Sistema Público español de Salud Español tiene contemplada la posibilidad de realizar tratamientos de fertilidad en aquellas mujeres y hombres en algunos supuestos.

Aunque en un principio cualquier persona puede acceder a dichos tratamientos hay que cumplir unos requisitos. Estos son están definidos por ley para limitar el número de personas que finalmente podrán beneficiarse de las ayudas públicas para la fecundación in vitro por la Seguridad Social.

Como es lógico suponer, el estado español tiene recursos limitados y, en esta categoría, la de la reproducción asistida en muchos casos es algo complicado poder acceder a las fecundaciones in vitro gratis.

Así que como hay una serie de supuestos y requisitos que cumplir, a continuación, vamos a explicar y detallar cada uno de ellos para que puedas tener claro si realmente podrás acceder a FIV por la Seguridad Social.

Requisitos para acceder a la Fecundación In Vitro por la Seguridad Social

Estos son los requisitos y las opciones que debes tener en cuenta cuando deseas recibir ayuda para quedarte embarazada por la Sanidad Pública. Cada punto tiene sus peculiaridades así que vamos a entrar en detalle punto por punto.

  • Edad.
  • Hijos en común.
  • Número de ciclos.
  • Procedencia del semen para FIV.
  • Procedencia de los óvulos para FIV.
  • Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP).
  • Vitrificación de óvulos.
  • Vitrificación de embriones.

Edad máxima y mínima para FIV por la Seguridad Social

Fecundación in Vitro Seguridad Social

Hay que distinguir entre las personas del sexo femenino y las del masculino. Aunque ante la ley todas las personas somos iguales cuando hablamos de fecundación in vitro en la Seguridad Social sí que hay distinciones por edad.

En el caso de la fecundación in vitro por la Seguridad Social la edad máxima para las mujeres es de 40 años.

En el caso de los varones el periodo es mucho más amplio, situándose la edad máxima para acceder a FIV en los hombres hasta los 50 años.

Esta variación de edades, son 10 años de diferencia, está regulada por la fisiología de cada sexo. Mientras que la edad fértil de las mujeres decae de forma importante a partir de los 35 años en los hombres continúa con bastante fortaleza hasta muchos años después, así que el Gobierno de España estimó con la regulación que los varones nacidos en España o residentes en el Estado Español pueden beneficiarse de la fecundación in vitro por La Seguridad social hasta los 50 años.

Notas importantes sobre la edad para Fecundación in Vitro en la Seguridad Social

La edad marcada (40 años para las mujeres y 50 años para los hombres) se tiene en cuenta en el momento que se inicia el tratamiento de Fecundación in Vitro.

Es muy importante que lo planees bien ya que con la lista de espera es posible que te quedes fuera. Vamos a ver un ejemplo para que lo tengas claro:

Si acudes a la Seguridad Social y solicitas la fecundación in vitro 38 años, si cumples todos los requisitos pasarás el filtro y te asignarán un número. Este irá pasando a medida que las personas que estaban antes reciben el tratamiento. Como es de esperar, la Sanidad Pública es algo lenta, así que es algo habitual que pasen 2 o más años hasta que te toque a ti iniciar el tratamiento. Si en el momento de comenzar el primer ciclo has cumplido 41 años lamentablemente no podrás beneficiarte de FIV.

La edad máxima hace referencia al momento que va a comenzar el tratamiento de Fecundación in Vitro, no cuando acudes por primera vez a la consulta.

Hijos en común

hijos en común

Si acudes con tu pareja y tenéis hijos en común no podrás acceder a la Fecundación in Vitro por la Seguridad Social. Un requisito es no tener hijos comunes, aunque sí puedes tenerlos con otras parejas anteriores.

La excepción a esta regla es cuando hay un hijo y este tiene una enfermedad grave. Es decir, que ante la posibilidad del fallecimiento del hijo anterior sí que se podrá valorar el acceso a FIV por la Seg. Social.

Sin embargo, como todos los trámites y tratamientos caros de la Seguridad Social, necesitarás un estudio sobre tu situación personal y la de tu pareja. También la del estado de salud del hijo previo.

Número de ciclos de FIV

  • 2 ciclos de FIV máximo.

Si al primer intento con la fecundación in vitro no tienes éxito podrás tener un segundo ciclo para conseguir el embarazo don FIV.

Ciclos con FIV ICSI

El inconveniente de no quedarte embarazada es que pasarás de nuevo a la lista de espera, y aquí nos topamos de nuevo con la edad máxima. Entre los 2 años de lista de espera que suele haber como media, más el tiempo nuevo por no haber conseguido la implantación del preembrión puedes irte a 3 o 4 años fácilmente.

En el caso de que sí consigas el embarazo con FIV a la primera se dará por concluido el tratamiento y no podrás realizar más tratamientos por la Seguridad Social, algo que parece lógico dada la gran demanda de solicitudes de personas que hay en lista de espera.

Procedencia del semen para FIV

espermatozoides seleccionados

  • Del cónyuge.
  • Semen de un donante.

En un principio se valora la posibilidad que los espermatozoides sean seleccionados del hombre de la unidad familiar. En caso de que exista un problema de infertilidad (azoospermia, no hay eyaculado, etc.) o una enfermedad genética podrá acceder a un banco de esperma para conseguir los espermatozoides de un varón donante, por supuesto, este será totalmente anónimo como sucede con las donaciones de óvulos.

Si eres hombre y vas a pasar por un tratamiento médico que dañará la calidad de los espermatozoides es posible acceder a la congelación de semen. Son típicos los casos de tratamiento oncológico con radioterapia o cirugías que extirpan los testículos.

La vitrificación de los espermatozoides puede realizarse tanto para FIV como para otros tratamientos, tanto si pagas el precio de la Inseminación Artificial si lo haces por privado o por el seguro. En el caso de que sea por la Sanidad Pública, siempre será por motivos médicos.

Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP)

Si padeces una enfermedad cromosómica el Diagnóstico Genético Preimplantacional no podrás realizarlo por la Seguridad Social. Esta prueba sólo está disponible en clínica privadas de fertilidad.

Como en los otros supuestos, hay algunas excepciones, los hospitales más modernos sí cuentan con la infraestructura, los aparatos y profesionales necesarios, pero en la mayoría de centros y ciudades españolas no es posible. Así que realmente puede ser una lotería que tengas acceso a DGP para la fecundación in vitro en la Seguridad Social.

Ovodonación

Sucede algo parecido al caso del esperma de un varón donante. En ciertas situaciones es posible tomar óvulos mediante ovodonación como por ejemplo cuando la mujer no es fértil o padece una enfermedad genética que será transferida al embrión y desarrollará el bebé después del nacimiento.

Al igual que otras opciones, sólo algunos centros de la Seguridad Social tienen disponible la posibilidad de FIV con ovodonación.

Vitrificación de óvulos

Podrán congelarse óvulos en los casos en donde hay una enfermedad, es decir, si por motivos médicos dejarás de ser fértil. La vitrificación de óvulos por la Seguridad Social es algo compleja, aunque hacerse se hace. Como nota discordante apuntar que es menos frecuente que con el semen debido a las dificultades técnicas que los ovocitos tienen. Son células más grandes y delicadas, siendo su número menor comparándolos con los espermatozoides. Si se pierde un puñado de espermatozoides no pasa nada. En cambio, la pérdida de varios óvulos mediante la vitrificación puede ser dramática y provocar que no puedas tener un hijo con tus genes.

Si los motivos no son médicos no hay posibilidad de fecundación in Vitro mediante la Sanidad Pública.

Vitrificación embrionaria

Actualmente disponible en todos los centros públicos. Es una técnica para congelar embriones humanos de forma rápida, ultracongelación que es conocida como vitrificación.

Debes tener en cuenta que puede realizarse el almacenamiento con técnicas modernas o antiguas, en cuyo caso, hay mucho más riesgo de perder los preembriones ya que en muchos casos son dañados en el proceso de la congelación. Cuando se utiliza la vitrificación de ovocitos el riesgo es mucho menor y los porcentajes de éxito con la preimplantación posterior son muchísimos mayores. Para que te hagas una idea, todas las clínicas de fertilidad actualmente utilizan vitrificación de óvulos y no la congelación estándar.

Lesbianas y madres solteras

No están contempladas en los supuestos para la FIV ICSI por la Seguridad social. Lamentablemente las mujeres solteras o las parejas de lesbianas no pueden acceder al tratamiento de reproducción a través de la Sanidad Pública. Sólo las parejas heterosexuales entrarán en la lista.

La realidad de la Fecundación in Vitro por la Seguridad Social

ICSI seguridad social

Como la lista de espera es bastante amplia, es común que a partir de los 39 años no puedas inscribirte para optar por el tratamiento de FIV. Cuando hay muchas parejas esperando la ayuda para concebir un hijo y se sabe de antemano que no llegarás a tiempo (antes de los 40 años), en lugar de ponerte en espera y luego desilusionarte directamente es probable que te digan que no.

En este punto hay de todo, desde médicos que sí te inscriben hasta los que no. Así que si te sucede algo de esto no desesperes. Siempre existe la opción de acudir a una clínica privada que, aunque son más caras, son mucho más eficientes en el tiempo para iniciar el tratamiento de FIV ICSI.

¿Cuál es la alternativa a FIV?

Lo ideal es que solicites primero la Inseminación Artificial por la Seguridad Social. Este tratamiento de reproducción asistida es mucho más sencillo y rápido, así que es probable que sí consigas obtenerlo.

Sin embargo, si ya has probado este tratamiento y no has conseguido el embarazo todavía tienes disponibles un buen número de clínicas de Fecundación In Vitro en Madrid, Barcelona, Valencia, Santander o Málaga por citar algunas ciudades, así como la asistencia con el seguro médico privado en Adeslas, Sanitas con los que podrás realizar el tratamiento con ICSI, el método más nuevo en los distintos centros del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *