Vitrificación de embriones humanos (congelación)

La vitrificación de embriones es el método para congelar o vitrificar óvulos fecundados que comienzan sus primeras etapas de desarrollo. Esta técnica permite preservar la fertilidad y facilitar ser madre después de un tiempo, como por ejemplo después de tratar un cáncer o superados los 40 años o por motivos en los que hay dificultad para producir la fecundación del ovocito mediante métodos naturales.

Vitrificación de embriones humanos, Qué es

Conocida como criopreservación o congelación, el procedimiento de vitrificación de embriones humanos consiste en almacenar los gametos femeninos y masculinos una vez que están unidos y dan comienzo al desarrollo de un futuro bebé.

Para realizar de forma correcta la vitrificación embriónica es necesario utilizar materiales especiales y elementos protectores de las células reproductivas. Para ello hay que trata cada embrión con criopreservadores que impedirán la formación de hielo celular y nitrógeno líquido que enfriará de forma rápida evitando el deterioro. Esto permite que posteriormente puedan desvitrificarse los embriones para realizar su implantación en el útero materno.

vitrificación de embriones humanos

Las últimas técnicas de criopreservación relacionadas con la vitrificación de óvocitos fecundados tienen una tasa de éxito alta. Ofrece muchísimas ventajas frente a la congelación de óvulos tradicional que enfría las células despacio y permite que, en muchos casos aparezca hielo deteriorando y reduciendo las posibilidades de implantarlos. Con las nuevas tecnologías y avances en el campo de la reproducción asistida el porcentaje de supervivencia del embrión es similar al que tiene un óvulo fecundado fresco.

¿Cuándo conviene usar la vitrificación?

  • Cuando sobran óvulos después de un tratamiento de fertilidad o estimulación ovárica.
  • Para aprovechar los embriones sobrantes después de realizar la transferencia al útero con éxito.
  • Cuando se desea retrasar la maternidad sin tiempo indefinido.
  • Al someterse a pruebas como el diagnóstico genético preimplantacional que conlleva cierto tiempo.
  • Con tratamientos de fecundación in vitro.

congelación de embriones humanos

Existen muchas situaciones en la que puede resultar conveniente acudir a la vitrificación de embriones. Bien porque hay problemas reproductivos que bloquean el paso de los espermatozoides hacia el óvulo o por otros trastornos y problemas en el aparato reproductor femenino o bien por ser necesario pasar por un tratamiento que afectará la fecundidad de la mujer o del hombre.

También es adecuado cuando la edad de las personas que forman la pareja se acerca a los 40 años. En este momento la reserva ovárica se reduce y el esperma del hombre pierde calidad, haciendo que la vitrificación del embrión humano sea una de las decisiones más aconsejables si hay deseo de ser padres en el futuro.

Otros de los motivos puede ser una enfermedad que requiere tratamiento gonadotoxico, radioterapia o quimioterapia que afecte al ciclo de vida reproductivo.

En cualquier caso, mediante la congelación o criopreservación con nitrógeno líquido a una temperatura de -196 °C los ovocitos fecundados permanecerán intactos, esperando ser desvitrificados para continuar con su ciclo vital tras su implantación uterina. El proceso permite que meses después e incluso años la mujer decida si desea utilizar los embriones anteriormente almacenados en un banco de óvulos y, en caso afirmativo, dar su consentimiento para comenzar los pasos previos que darán paso al futuro embarazo y posterior nacimiento de un bebé.

¿Sirven todos los embriones para la vitrificación?

Para llevar a cabo la vitrificación hay que realizar una selección previa. No todos los óvulos fecundados son viables o considerados como aptos para ser implantados en el útero materno.

Después de obtener los gametos femeninos y masculinos serán unidos mediante fecundación in vitro dando como resultado el embrión. Una vez que este comienza a duplicarse será evaluado para comprobar su salud. En caso de sea válido puede procederse a su vitrificación. Sólo serán congelados los embriones que presenten condiciones adecuadas para tener una tasa de supervivencia alta. Los embriones con desarrollo lento o signos evidentes de deterioro no pasarán al siguiente paso, desechándose para evitar abortos espontáneos y malformaciones en el vientre materno.

Pasos de la vitrificación

Pasos para la vitrificación de embrionesAntes de comenzar con el primer paso es necesario analizar en la clínica de fertilidad los embriones para seleccionar los de mejor calidad. Cuando están listos y seleccionados se recurre a la congelación ultrarrápidao criopreservación de última generación. Con este método es posible evitar la degeneración celular embrionaria y aislar posible interrupciones del embarazo.

Los pasos de la vitrificación de embriones humanos son:

  1. Deshidratación del embrión para evitar la rotura del tejido celular.
  2. Inserción en el soporte de congelación, puede ser Cryotop u otro similar.
  3. Etiquetado del envase en donde será almacenado en nitrógeno líquido.
  4. Inmersión de los envases crioprotectores en los recipientes que bajarán y regularán la temperatura para su conservación ilimitada en el tiempo.
  5. Cierre de la cubeta con el nitrógeno líquido para mantener la temperatura estable y así asegurar la viabilidad futura de los embriones.

Una vez que están dentro del recipiente los embriones pasarán a reducir su temperatura en pocos minutos. De los 37 °C naturales bajarán hacia los -196 °C. Esta es la temperatura adecuada para criopreservarlos sin deterioro y mantenerlos en perfectas condiciones hasta que aparezca el deseo de hacer uso de ellos.

Desvitrificación o descongelación de embriones

Como la gran mayoría de procesos la vitrificación de embriones tiene su antagonista o proceso que sirve para descongelar óvulos fecundados. Este, al igual que el proceso anterior, la vitrificación, es importantísimo ya que de hacerse de forma incorrecta provocará un daño irrecuperable.

Por lo tanto, si deses utilizar alguno de los embriones vitrificados hay que notificarlo a la clínica de fertilidad para que comiencen el proceso que consiste en:

  1. Sacar de la cubeta el protector embrionario.
  2. Eliminar los crioprotectores (desconcentración).
  3. Rehidratar los embriones para sustituir los elementos conservantes por agua celular.

Cada paso de la descongelación embrionaria tiene que cumplir un tiempo estipulado y que está testado por numerosos estudios científicos así como las prubas de las clínicas de infertilidad. Los tejidos celulares son muy delicados y cualquier cambio de temperatura o asimilación de líquidos puede provocar su deterioro disminuyendo la tasa de supervivencia del embrión.

Cuando comunicas a la clínica el deseo de usar los embriones congelados comenzará una serie de pasos que finalizarán con la implantación. Unas horas antes de que acudas al centro los embriones serán descongelados para que cuando llegues estén a una temperatura adecuada y listos para poder recibirlos en el útero.

Tratamiento para un embrión congelado

Porcentaje de éxito de vitrificación de embriones humanos y al congelar óvulosAunque esta técnica es muy efectiva tiene un porcentaje menor de eficacia que la inseminación artificial con óvulos frescos. La diferencia entre estos es apenas de un 3% pero conviene tenerlo en cuenta ya que, aunque bajo, el porcentaje es relevante.

Los estudios y datos recogidos en las transferencias humanas demuestran que hay una tasa de supervivencia en la vitrificación de embriones humanos del 33% frente al 36% cuando el óvulo no ha sido congelado.

Para algunas cuestiones el porcentaje podría ser insignificante pero cuando se trata de tener un hijo cada décima porcentual es importante.

Sin embargo, en la práctica se considera que es igual de viable implantar un embrión fresco que otro vitrificado, dando como resultado ambos métodos reproductivos un feto sano que evolucionará hasta el parto del futuro bebé.

Datos sobre los porcentajes de éxito en la transferencia de embriones

Los datos recogidos por los profesionales en fecundación in vitro y reproducción asistida demuestran que los porcentajes de éxito son altos, siendo más que aceptables. Estos datos de las implantaciones de embriones están basados en los siguiente:

  • Calidad embrionaria.
  • Evolución y desarrollo del embrión.
  • Supervivencia tras ser descongelados.
  • Salud del endometrio de la mujer receptora.
  • ya que afecta para completar la transferencia y su recepción.

En cada mujer los índices y porcentajes de éxito pueden variar debido a que actúan varias situaciones que incumben al aparato reproductor femenino así como los propios procesos de la clínica donde realizas el tratamiento de vitrificación.

Para asegurar que todo funcionará correctamente es necesario realizar pruebas ginecológicas y adecuar el endometrio para la recepción del embrión. Todo esto será llevado a cabo con un equipo especialista en técnicas de reproducción asistida que te guiará en todo momento hasta conseguir el embarazo deseado.

Precio de la vitrificación de embriones humanos

Aunque los costes e importes que abonarás están muy estudiados hay dos puntos importantes que las mujeres deberían conocer para calcular el precio de la vitrificación de embriones.

El primer punto para conocer cuánto cuesta la vitrificación es conocer la técnica con la que se procederá a congelarlos. En función de los métodos empleados es posible que los costes sean más elevados pero también aumentará la seguridad en su viabilidad.

El segundo tiempo es tener una apreciación del tiempo que serán mantenidos en criopreservación. Cuanto más tiempo desees conservar los embriones vivos más caro será todo el proceso. Generalmente con la vitrificación se ofrece un primer periodo de 5 años y a partir de este periodo hay que pagar por cada año de almacenamiento en el banco de embriones. Sin embargo, para que puedas tener mucho más claro los precios de la vitrificación de embriones vamos a detallarlo:

  • Vitrificación de embriones: 300 a  600€.
  • Criopreservación: 400 a 700 € por año extra.
  • Implantación del embrión: 300 €.

Ten en cuenta que estos precios pueden tener ligeras variaciones entre clínicas y profesionales embriólogos. Sin embargo, con todos estos precios puedes hacerte una idea real de lo que tendrás que pagar en total. Si tienes alguna puedes enviarnos tu consulta para que la atendamos y te informemos con más detalle. Estaremos encantados de poder ayudarte en todo lo necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *