Vitrificación de Óvulos y Ovocitos

La vitrificación de óvulos es una técnica de preservación de la fertilidad comprendida dentro de los tratamientos de reproducción asistida. Permite posponer la maternidad de la mujer durante un tiempo indefinido (meses, años, décadas) y permite que los ovocitos vitrificados mantengan las mismas propiedades que los gametos madurados mediante el ciclo menstrual natural.

A continuación explicamos todos los pasos para realizarla, los precios y las edades en las que es posible realizarla.

Vitrificación de óvulos

Esta técnica facilita que las mujeres puedan ser madres sin experimentar los inconvenientes del tiempo. Mediante la vitrificación de óvulos las células reproductivas femeninas pueden congelarse el tiempo deseado, dando como resultado la misma capacidad reproductiva en el momento que se procede a la descongelación de los óvulos.

vitrificación de óvulos

En muchos casos es necesario preservar los ovocitos debido a un tratamiento médico, asegurando su viabilidad después de pasar la enfermedad o bien como forma de preservar la fertilidad en mujeres que pasan los 30 años o bien las que se acercan a los 40 años de edad y por el motivo que sea no han sido madres todavía.

Existen muchos condicionantes y situaciones personales en las que puede ser adecuado recurrir a la vitrificación de óvulos, funcionando y dando los mismos resultados en la mayoría de los casos cuando llega la hora de concebir un hijo.

¿Para quién está indicada?

  • Mujeres que desean posponer la maternidad independientemente de los motivos.
  • Personas que van a recibir tratamiento oncológico.
  • Cuando se administrará medicamentos gonadotóxicos.
  • Antes de pasar por una cirugía de ovarios.
  • Endometriosis.
  • Pólipos.
  • Hidrosálpinx o hidrometras.
  • Falta de espermatozoides en la pareja masculina o algún tipo de trastorno que impide la fecundación por métodos naturales.
  • Mujeres con baja reserva ovárica.
  • Cuando se desea realizar un ciclo de DGP.

Vitrificación para posponer la maternidad

Muchas mujeres necesitan la seguridad de poder conservar sus óvulos en perfecto estado para en un futuro tener la posibilidad de ser madres. En la actualidad cada año se retrasa más el momento del embarazo y a partir de los 30 años la reserva de ovocitos disminuye constantemente.

A partir de los 35 años hay una bajada de las reservas de gametos y llegados los 40 años la reserva de óvulos en la mujer está en mínimos. Para evitar los problemas de reproducción y facilitar que las mujeres entre los 30 y 40 años puedan ser madres es bueno recurrir a la vitrificación de óvulos con una edad temprana. Esto asegura que los ovocitos extraídos tendrán una capacidad reproductiva alta mientras permanecen congelados en nitrógeno líquido.

Tratamiento oncológico

En algunos casos en los que se detecta una enfermedad oncológica como tumor de ovarios y otros tipos de cánceres es necesario tratar con quimioterapia y radioterapia. Estos tratamientos suelen ser muy agresivos con el aparato reproductor femenino, disminuyendo o anulando la capacidad para producir óvulos maduros.

Mediante la vitrificación de óvulos los gametos femeninos son extraídos, procesados y conservados antes de pasar por el tratamiento oncológico permitiendo que después del procedimiento médico puedan desvitrificarse, fecundarse y realizar la implantación del embrión en el útero materno.

Cirugía de ovarios

En los casos que hay una extirpación de ovarios o una cirugía ginecológica también puede resultar conveniente realizar la vitrificación de los ovocitos. Tanto si la cirugía es incapacitante para la reproducción, produce infertilidad como si no, preservar los óvulos aporta la seguridad que sea cual sea el resultado después de la intervención la mujer podrá ser madre. El óvulo será fecundado in vitro e implantado para que el embarazo siga su curso igual que habría sido de forma natural.

Endometriosis

La endometriosis es una enfermedad del útero femenino que produce la formación de tejido de forma anormal.

Esta enfermedad inflamatoria produce muchos problemas y dificultades en las mujeres que desean ser madres. Aunque es cierto que no afecta en todos los casos la capacidad de concebir hijos en algunas mujeres en otros, después del tratamiento quirúrgico aparece infertilidad.

En cualquier caso, cuando hay un diagnóstico de endometriosis conviene evaluar la conveniencia de realizar una vitrificación de óvulos para garantizar la posibilidad de concebir un hijo futuro.

Pólipos endometriales o uterinos

Los pólipos uterinos son el crecimiento de grupos de células que recubren las membranas mucosas de las cavidades del útero. Están adheridos a la pared interna de la cavidad uterina y pueden producir esterilidad.

Cuando son detectados pólipos endometriales y es necesario tratarlos mediante cirugía aumentan las probabilidades de que aparezca infertilidad posterior.

Aunque muchos pólipos no son malignos, algunos pueden convertirse en cáncer, los llamados pólipos precancerosos. Estos pueden aparecer en mujeres jóvenes y en las de más edad de 40 años, siendo más peligrosos para la maternidad cuando la persona es joven ya que su ciclo reproductivo está en pleno auge.

Afortunadamente la vitrificación de óvulos u ovocitos permite postergar la maternidad y preservar los gametos femeninos, asegurando que después de tratar los pólipos endometriales existirá la capacidad de tener hijos.

Hidrosálpinx o hidrometras

La enfermedad conocida como Hidrosálpinx es la obstrucción de los extremos de las trompas de Falopio. Producen acumulación de líquido e infertilidad ya que tampona la trompa uterina en la que aparece, bloqueando el acceso de los espermatozoides que van a fecundar el óvulo.

Puede aparecer en una o en las dos trompas de Falopio, en cuyo caso, si aparece en la dos la infertilidad será mucho más probable.

Al realizarse la extracción de los óvulos y proceder a vitrificarlos posibilita que estos puedan ser fertilizados mediante fecundación in vitro después de curar la hidrosápinx o hidrometras así como otros trastornos de las trompas de Falopio.

Vitrificación de ovocitos por falta de espermatozoides en la pareja

vitrificación de ovocitos

Cuando hay repetidos intentos de conseguir el embarazo y las pruebas demuestran que el hombre padece zoospermia, azoospermia o incluso casos graves de hipospadias puede ser conveniente recurrir a la vitrificación de ovocitos.

Mediante las técnicas de reproducción asistida puede realizarse la fecundación del óvulo en el laboratorio, separando los espermatozoides sanos y procediendo a juntarlos con los óvulos que fueron vitrificados y posteriormente desvitrificados.

Aunque en un principio no es necesaria la vitrificación y puede realizarse el ciclo de FIV cuando se ha obtenido la muestra de esperma, si deseas retrasar la maternidad lo ideal es mantenerlos en un banco de óvulos junto con el esperma de la pareja. De esta forma, cuando llegue el momento adecuado para ser padres no habrá problemas y sólo deberás comunicarlo a la clínica para que inicie del proceso de descongelación.

Baja reserva ovárica

En los casos que hay poca cantidad de óvulos es muy recomendable recurrir a la vitrificación ovárica ya que en poco tiempo la mujer puede volverse estéril al llegar la menopausia.

Si todavía no eres madre y te han detectado que tienes baja reserva ovárica lo más recomendable es que salves los pocos óvulos maduros que te quedan. Puedes esperar un tiempo para usarlos pero si llega el momento, tendrás la seguridad que hay óvulos sanos, viables y, lo mejor de todo, son tuyos, así que el futuro bebé portará todo tu ADN y el de tu pareja.

Vitrificación con ciclo DGP

El diagnóstico genético preimplantacional sirve para estudiar los genes de los embriones antes de que estos sean transferidos al útero materno. Esta técnica de reproducción evita el nacimiento de bebés con malformaciones genéticas en parejas con riesgo elevado.

El ciclo DGP analiza los cromosomas de los óvulos y de los espermatozoides en los casos convenientes reduciendo los abortos espontáneos y la formación anómala del feto.

El papel de la vitrificación de óvulos en el diagnóstico genético preimplantacional es el de conservar las células reproductivas sanas, aquellas que han sido identificadas como normales.

La criopreservación de los ovocitos hace posible que en un futuro puedas disponer de las células germinativas para realizar la fecundación o, si así lo deseas, realiza la transferencia del embrión si antes se realizó la vitrificación de embriones biopsiados (fecundación del óvulo y posterior criopreservación).

Precio de la vitrificación de óvulos

Precio de la vitrificación de óvulos

Los costes e importes que debes abonar por congelar óvulos son muy parecidos en la mayoría de clínicas de fertilidad y bancos de óvulos. Algunas mujeres tienen dudas sobre cuánto cuesta vitrificar ovocitos así que en este apartado vamos a detallar y explicar todos los gastos que tendrás que soportar para que tengas una guía de referencia en la que basarte cuando vayas a solicitar el precio de la vitrificación de óvulos que incluye:

  • Precio total: 2.350 €.
  • Estudio de los ovocitos.
  • Tratamiento de estimulación ovárica.
  • Seguimiento de formación de los óvulos.
  • Control en clínica o a distancia.
  • Punción folicular también llamada aspiración folicular.
  • Anestesia.
  • Vitrificación.
  • Mantenimiento de los óvulos en el banco durante 5 años.

Es importante que tengas en cuenta que los precios de la vitrificación de óvulos incluyen el mantenimiento de estos durante un periodo de 5 años. A partir del 6 año si deseas conservarlos congelados debes abonar una cuota anual de 250 €. Muchas mujeres descongelan sus óvulos antes de este periodo. Sin embargo, si has acudido a la vitrificación cuando eras muy joven o bien estás retrasando la maternidad mucho más tiempo deberás contemplar este gasto extra.

Qué no incluye el precio de la vitrificación

  • Medicación usada para la estimulación ovárica.
  • Pruebas complementarias como análisis y otros diagnósticos.

Las pruebas puedes realizártelas en la misma clínica o bien acudir a otro centro. Te recomendamos que hagas todos los estudios y análisis en el mismo lugar para facilitar la lectura de los resultados a los especialistas en reproducción. No obstante, como es un gasto que corre por tu cuenta siempre tienes la opción de hacerlo en el mismo centro o bien presentar los resultados de las pruebas el día que acudes o cuando los soliciten las enfermeras.

Por ejemplo, tienes el precio de la vitrificación de óvulos en IVI pero tienes resultados de algunas pruebas realizadas en la clínica Quirón. Pides los resultados donde te hiciste las pruebas anteriores y las entregas en IVI. En caso de ser muy antiguas es posible que necesites hacerlas de nuevo pero si son recientes te ahorrarás esos importes pudiendo continuar sin problemas con el proceso de preservación de los gametos y mantener el precio de la vitrificación de ovocitos.

Procedimiento

Procedimiento y pasos para la vitrificación de gametos

  1. Revisión ginecológica.
  2. Estimulación ovárica.
  3. Seguimiento de la formación de óvulos maduros.
  4. Aspiración de ovocitos.
  5. Vitrificación.

El primer paso del procedimiento de la vitrificación de óvulos es realizar un análisis ginecológico para comprobar la salud del aparato reproductor femenino.

Una vez que están los resultados de las pruebas y todo es correcto, eres apta para una posterior implantación de los embriones, puede comenzar el segundo paso que es el tratamiento de estimulación ovárica. Este periodo lo realizarás en casa siguiendo las indicaciones del especialista en criopreservación de ovocitos el cual te indicará la dosis y los tiempos que deberás aplicar dicho tratamiento.

Cuando se verifica que están formados los gametos y están maduros hay que proceder a su extracción. El tercer paso de la vitrificación es la aspiración serán obtenidos los óvulos, separados los que son viables y puestos a disposición del último paso, la vitrificación.

El cuarto y último paso del procedimiento de vitrificación es conseguir una conservación óptima. Para ello es necesario tratar los ovocitos con sustancias crioprotectoras. También sumergirlos, debidamente protegidos en nitrógeno líquido que reducirá la temperatura hasta -196 °C, permitiendo, de esta la criopreservación y almacenamiento de óvulos sin fecha de caducidad.

Vitrificación de óvulos a los 40 años

A partir de cierta edad la tasa de éxito en la vitrificación se reduce considerablemente. Si bien es posible realizar la congelación de ovocitos a cualquier edad hay que tener en cuenta los factores propios de la entrada en la madurez reproductiva y su consiguiente paso a la menopausia.

La vitrificación de óvulos a los 40 años de edad puede realizarse pero nos encontramos con una serie de inconvenientes como la producción de pocos óvulos viables y la cercanía a la esterilidad natural propia de las mujeres que entran en la cuarentena.

En el caso de que la mujer mayor de 40 años desee congelar sus óvulos es requisito imprescindible que esta siga produciendo ovocitos maduros en su ciclo menstrual natural. En el caso que estos no puedan conseguirse no sería viable el proceso para vitrificarlos. Los requisitos para poder vitrificar óvulos con 40 años son:

  • Producir ovocitos maduros y viables.
  • No haber entrado en la menopausia.

En el caso que sea posible realizar la vitrificación todos los pasos serían realizados de la misma forma que en mujeres más jóvenes.

Resultados de la vitrificación

Las últimas técnicas de vitrificación de óvulos mejoran los resultados evitando la formación de cristales de hielo en las células reproductivas. Cryotop es el tipo de criopreservación más utilizado ya que asegura cerca de un 97% de tasa de éxito.

Este tipo de congelación de ovocitos permite los mismos resultados que cuando se utilizan óvulos frescos. Las mujeres menores de 35 años tienen una tasa de embarazo cercana al 65% y una evolución favorable en la implantación del embrión en torno al 40%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *