Congelar óvulos, el proceso de vitrificación para retrasar la maternidad

Congelar óvulos es una forma de preservar la maternidad. Puedes postergarla en el tiempo si todavía no sientes la llamada de ser madre. Si ves que pasan los años y no te apetece, no es el momento o decides continuar con tu vida y más adelante dar el paso las técnicas desarrolladas en las clínicas de fertilidad y en la seguridad social aseguran que puedas tener un hijo más adelante.

Congelar óvulos o vitrificación

Es un proceso en el que los ovocitos —células reproductivas femeninas— son extraídas del cuerpo de la mujer para conservarlas en frío. La congelación de óvulos recibe el nombre de “vitrificación”.

El método consiste en usar un crioprotector y sumergir cada óvulo en nitrógeno líquido. Este conserva los tejidos durante muchos años a una temperatura de -196º C. Esto es lo que se llama en la práctica a congelar óvulos.

Tienes que realizar los mismos pasos que para donar óvulos exceptuando el final. En lugar de inseminarlos para realizar la implantación son congelados después de que haya finalizado la aspiración de los ovocitos.

Pasos para congelar óvulos

congelar ovulos

  1. Entrevista inicial en la clínica de fertilidad.
  2. Reconocimiento médico
    1. Test psicológico.
    2. Revisión de genes.
    3. Cariotipo.
    4. Ecografía.
  3. Tratamiento de ovulación.
  4. Aspiración de los ovocitos.
  5. Vitrificación de óvulos.

Como puedes comprobar hasta el punto cuatro todo es igual que en un tratamiento FIV, fecundación in vitro a excepción del último paso.

Como en el momento que acudes a la congelación de óvulos no quieres ser madre, la técnica médica permite congelarlos hasta que llegue el momento en el que decides tener un hijo. En ese instante puedes solicitar una implantación o acudir a algunas de las técnicas de reproducción asistida según tu caso.

Precio por congelar óvulos

Precio de congelar ovulos y coste del proceso de vitrificaciónVas a encontrar disparidad entre las clínicas de fertilidad pero al final del proceso el importe total será parecido salvo algunas excepciones en clínicas de congelación de óvulos y centros de fertilidad muy exclusivos. No obstante, siempre es conveniente que tengas en cuenta varias para comprobar que es así.

Las diferencias en el proceso de vitrificación estriban en el número de pruebas incluidas en el precio, si la primera consulta es gratuita así como si el tratamiento hormonal está incluido.

Lo importante es que seas consciente de todo lo que tienes cubierto en la vitrificación de ovocitos. Así, congelar óvulos tiene un precio de 1.600 € de media. Aunque puede variar ligeramente en cada caso.

¿Cuántos óvulos son extraídos?

Número de ovocitos que son extraídos para congelarlosLo más común es congelar 9 ovocitos para una buena disponibilidad cuando decidas quedarte embarazada. Con menos las posibilidades de éxito se reducen bastante.

En algunos casos serán más que suficiente y, en otros, lamentablemente no serán viables debido a que cuando fueron aspirados no un tejido celular adecuado o bien por otros problemas reproductivos como endometriosis y trastornos del útero.

En cualquier caso, después de más de de una década realizando esta técnica reproductiva nueve ovocitos son considerados adecuados.

Congelar óvulos a los 40 años

Aunque existe el mito que no es posible en realidad sí que lo es. Lo que pasa es que a medida que la mujer envejece la fertilidad del óvulo es menor, y esto puede hacer inviable la fecundación posterior, cuando serán descongelados.

Según los últimos datos y estadísticas a partir de los 40 años el 90% de los óvulos son estériles o tienen problemas para desarrollarse con normalidad cuando entran en contacto con un espermatozoide.

La vitrificación congela los óvulos de cualquier edad. No obstante, está recomendado que la mujer esté entre los 30 y 35 años de edad.

Cuanto más joven eres mayores son las probabilidades de que la preservación de los ovocitos sea un éxito. Aunque la vitrificación no daña el tejido celular y lo preserva intacto, el factor edad juega un papel importante debido a la calidad de la propia célula.

¿Hay una edad máxima para la congelación?

Edad máxima de la mujer para congelar óvulosEn principio no pero tal y como hemos indicado es conveniente que sea antes de los 36 años. La reserva ovárica es de 400 óvulos en toda la vida reproductiva, pero cada mujer comienza a una edad con el ciclo de reproducción que se repite cada 26 o 28 días.

Este dato no es fijo. Algunas mujeres pueden superarlo y otras no alcanzar la cifra así que el estado de salud individual tiene mucho que decir.

A partir de los treinta y cinco los óvulos nuevos comienzan a deteriorarse haciendo difícil su viabilidad tanto en una fecundación in vitro como por métodos naturales.

Si por ejemplo tienes 37 años y lo estás pensando es mejor que lo hagas ahora. Siempre puedes decidir más adelante si realmente quieres ser madre. Si te llega el momento tendrás un porcentaje alto de conseguir tus deseos.

¿Existe un tiempo máximo para mantener los óvulos congelados?

No. Pueden estar sólo unos años o permanecer décadas sumergidos en nitrógeno líquido. Lo que sucede es que a partir de cierta edad ya no los necesitarás.

Una vez que tengas claro que ya no necesitas el resto de embriones, bien porque ya tienes hijos, has utilizado algunos ovocitos y has tenido éxito o por lo que sea puede elegir que hacer con ellos. Bien donarlos para investigación médica, para otras mujeres o indicar que sean destruidos.

Congelar óvulos en la Seguridad Social

En teoría es posible cubrir el tratamiento y los costes asociados a la congelación de embriones pero en la práctica es algo difícil. Para que una mujer pueda congelar sus óvulos en la seguridad Social debe satisfacer unos requisitos. Estos, en caso de no cumplirse en cada uno de los puntos hará que seas descarada para la lista de espera de vitrificación de la seguridad social.

Requisitos por la seguridad social

Cómo funciona congelar óvulos por seguridad social o la sanidad pública

  • Edad menor de 40 años.
  • Prioritarias las parejas sin hijos.
  • Después de cada ciclo hay que transitar la lista de espera hasta que llegue el nuevo turno.
  • Ser heterosexual.
  • Mantener una relación estable legalizada.

La sanidad pública tiene unos criterios muy rígidos y si nos los cumples quedas excluida. Así que si te acercas a la edad máxima para realizar la congelación de óvulos por la Seguridad social lo mejor es que no lo dejes pasar. La lista de espera está entorno a los 2 años para comenzar. A esto hay que sumarle el tiempo que volvería a correr en caso de no tener éxito con la primera inseminación artificial.

¿Puede realizarse la congelación del esperma del cónyuge?

También es viable pero en lugar de ser los cuarenta años para los hombres la edad máxima para congelar esperma es los 50 años.

En cualquier caso, si por algún motivo no realizaste la criopreservación con el cónyuge la propia Seg. Social dispone de un banco de esperma anónimo.

¿Es mejor acudir a clínicas de congelación de óvulos?

Cada persona es diferente así que no existe un punto de vista cien por cien correcto. Lo que sí sucede es que la mayoría de mujeres acuden a centro privados. Estos facilitan mucho todo el proceso, tienen medios más que suficientes y su efectividad es altísima.

La pega de la Seguridad social es el tiempo y las trabas que ponen. El inconveniente de las clínicas privadas para congelar óvulos es el precio. Algunas realizan planes de financiación junto con entidades financieras para que puedas permitírtelo si estás en una situación económica difícil.

En la práctica, un número muy alto de mujeres acude a la vitrificación en clínicas privadas. Te harán el estudio previo, el test para comprobar su viabilidad y, si lo necesitan algunos de los tratamientos de inseminación asistida, artificial o in vitro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *